Antes adquirir un maltés...valoremos

Image

Estamos barajando la posibilidad de añadir un nuevo miembro a nuestra familia. Después de barajar las diferentes especies; que comprenden el amplio abanico de los animales de compañía, hemos pensado en la especie canina,,, y más en concreto en un; bichón maltés.

Las razones pueden ser variadas, conocemos la perrita de la vecina, que se llama  Noa, y es simpatiquísima. Hemos visto fotos de malteses, nos hemos quedado embaucados con su belleza. Tenemos una pequeña vivienda y queremos un perrito chiquitito...son múltiples y variadas las razones que nos han podido convencer para pensar que el bichón maltés es "nuestra raza".

Nosotros hemos decidido que nos viene bien un maltés... ¿pero le venimos nosotros bien a él o ella? Para empezar cualquiera que sea la raza que decidamos tener hay que tener en cuenta que son BEBES, sí bebés. Que han sido separados de su madre y hermanos para entrar en una nueva familia; luego lo primero que tenemos que considerar es si tenemos tiempo para pasar con este pequeño los primeros días de adaptación; hay ejemplares que se adaptan mas rápidamente, otros que les cuesta un poquito más. Se hacen, pero necesitan ese periodo,,, por favor, no tirarse de los pelos la primera noche cuando llora porque se siente extraño en su nuevo hogar, no poner cara rara cuando no hace las cosas en su sitio los primeros días...estos primeros días tenemos que poder estar con él...enseñarle a saber estar solo, a que cuando salimos por la puerta vamos a volver, pero ojo! No cuando él lloriquee sino cuando esté tranquilo. Le dejaremos una camiseta usada por nosotros para que tenga siempre a su lado un olor reconocido, le dejaremos juguetes para que se entretenga...

Súper importante, un bebé de maltés tiene que estar contento y con ganas de jugar siempre que nosotros estemos con él. Si se muestra apático o duerme mucho, no come, hay que salir corriendo al veterinario. Son pequeños seres vivos, que por una cosa a la que no demos importancia pueden írsenos. Prefiero pecar de cansa con mi veterinario que dejar solo una probabilidad entre cien de que mi pequeño, enferme irremediablemente.

Evidentemente la vida moderna, no nos permite quedarnos en casa con nuestro maltés todas las horas que quisiéramos, pero los ratos que pasemos con él deben ser de calidad, de juegos, atención y alegría. Sí, él nos dará múltiples motivos de satisfacción si sabemos educarle y tenerle de la manera adecuada. Pero no es un peluche, es un ser vivo, que tiene unas necesidades básicas, las que todos conocemos, el comer, el tener un cobijo...y la más importante de todas, contar con nuestro cariño. Existen casos de perritos que teniendo comida y cobijo se han muerto de pena ante el abandono por parte de su dueño.

Los malteses necesitan un cuidado, una higiene, que nos llevará un ratito todos los días y que él y nosotros agradeceremos, para ello me remito a la sección de cuidados del maltés.

Desde aquí quiero dar las gracias a aquellas personas como Javier Gallo, Carolina de Asturias, que han decidido que uno de mis bebés se incorpore a su nueva familia, tomando una decisión que no por razonable es menos asombrosa, en estos casos particulares, ellos han decidido que su periodo de vacaciones era el ideal para la llegada de mi pequeño a sus casas, porque disfrutaban de más tiempo libre para poder estar con ellos. Todo lo contrario de muchas "personas" que abandonan a sus incondicionales amigos en esta época del año. Desde aquí para vosotros y personas como vosotros, mi más sincero agradecimiento.